poemas sin casa.

Kelly Martínez-Grandal

No miro
el paisaje lentamente diluido
la montaña.

Una bala nos despide.

No miro
cuando todo se aleja.
No soy la mujer de Lot.


No vine
para decir cosas nuevas.
Apenas soplo el espanto
las cenizas.
Tampoco para ser carne de sacrificio
aunque conozca la medida del fuego.
Vine
para poner la piedra
prender la llama.

Foto: Clara Briceño Z


 Kelly Martínez-Grandal (La Habana, 1980). Es Licenciada en Artes y Magister en Literatura Comparada, ambos títulos otorgados por la Universidad Central de Venezuela, país donde vivió por veinte años. Sus obras han sido incluidas en varias antologías: 102 poetas en Jamming (OT Editores, Caracas, 2014), 100 mujeres contra la violencia doméstica (Fundavag Ediciones, Caracas, 2015) y Aquí [Ellas] en Miami (Katakana Ediciones, 2018). En el 2017 publicó su primer poemario, Medulla Oblongata (CAAW Ediciones, Miami). Zugunruhe, su segundo libro, será publicado próximamente. Actualmente vive y trabaja en Miami, Florida.

A %d blogueros les gusta esto: