poemas sin casa.

Ricardo Sarco Lira

Correspondencia

A Andrea Paola

Tengo 26 años
y Luis Reinaldo me escribe desde Buenos Aires

Tengo 27 años
y pienso en lo lindo que hubiera sido
enamorarme de Luis Reinaldo
Luis Reinaldo que me escribe
y no le gustan los hombres
que canta en francés y quiere con ternura
con un corazón suave la sangre espesa
de latir pausado

Tengo 27 años
y no me gusta Luis Reinaldo
pero pienso que hubiera sido mejor amarlo
a perder mis 26 detrás de un niño que nunca me quiso
buscando un padre
o filtrándome lúbrico por las redes
oyendo cosas como “déjame hacerte lo que no te han hecho”
o “dime que no tienes novio para destrozarte tranquilo”

Pero no

Tengo 27 años
y no me enamoré de un Luis Reinaldo
pero sí de una J
una J esquiva que se repite
y de otras letras que se marchan

Tengo 27 años
y ya no me escribe Luis Reinaldo


Antojo / Guanábana 

cuando mi hermana
dormía         por primera vez tranquila
en el vientre materno
su madre
dejó perder una guanábana
antes de llevarla a los labios

nació con la boca entreabierta
anhelante
deseando comer 
todos los frutos del mercado de Catia

mi madre
en cambio
vivió en sus labios
todos los frutos
(todos los gustos)
que la diosa tuvo a bien darle

guardó silencio luego

«no me iré con eso cuando muera»
me dice
(me miente)

nací yo labios cerrados
sonrisa cubierta
andar ascético

y he buscado luego las frutas

sueltas

sorteadas

surtidas

con todos los gusanos de Urama

me siento a horcajadas
lubricas mis manos
los labios abiertos

esperando

llamando

el dulce fruto de la guanábana


Ricardo Sarco Lira nació en Caracas en 1991, egresado de la Escuela de Artes, Mención Artes Plásticas, de la UCV, donde también cursó el Diplomado en Critica del Arte y se desempeña como docente. Ha realizado publicaciones y dictado charlas en diversos espacios en torno al arte y la literatura. Formó parte del taller de Gabriela Kizer y actualmente es colaborador del blog de La Organización Nelson Garrido.

A %d blogueros les gusta esto: