poemas sin casa.

Amada García

Tiembla
Cambiamos el rumbo a medida que cerramos los ojos
la luz ciega a la tierra
Hemos convertido pies en náusea 

La ruina 
no nos rebasa

En medio 
la lágrima:

Somos la única ola. 


Nadie sabe que la mariposa 
una vez 

logró atravesar el mar

doblar costas

Ni que la polilla dio con la llama, viva

Nadie respiró el humo
No sabían, 

eran ellos, 

nosotros,
y el órgano seco que les rodeaba. 

No hay aliento, 

Solo fuga.

Foto: Clara Briceño Zappacosta


Amada García nació en Valencia, Venezuela en 1987. Estudio literatura general y comparada en la Universidad Complutense, es profesora y escritora, aunque aún no ha publicado ninguno de sus títulos, Llevo la boca seca es su último poemario inédito.

A %d blogueros les gusta esto: